Tag

, , , , , , , , , , , , , , , ,

santiago-e-la-luna

Con el helado invierno de la noche
una Luna de marfíl atraca sobre una verde colina;
mensajera de los dioses falsos y mentirosos
propio como ella.
Tímida, se asoma sobre las casas, a la búsqueda
de una emoción pulsante que la caliente
de este tiempo contrario.
Luna alegre, que ofende a los amantes.

Tú, que estás solitaria suspendida entre el cielo y la tierra.
Tú, que das la voz a los soñadores,
para abandonarlos después al recuerdo
de una poesía.
Viniste a mi ventana para ilusionarme con tu
voz de cristal, lejano lugar estrecho de un tiempo,
de cuando inspirabas a los santos en la oscura tentación.
Hoy, solo Santiago te escucha.

Porque todavia él cree en ti,
en el espacio infinito, entre una canción y un soplo de viento,
entro los misántropos que viven aquí, sólo yo conozco tu poder:
ancestral unión con un Dios ausente,
lleva a él mis oraciones más secretas,
y si no puede concederlas haz al menos que las escuche.
«Hombre, ¿por qué diriges a mí tu angustia?
¿No ves que he perdido la fuente de mi luz?

¿Por qué confías en la inconfiable luna fría y orgullosa?»
Porque también tú tienes un corazón,
loca enamorada de los sueños que producimos de noche,
escucha los gritos de las bestia humana.
«Pero Dios te escucha.»
Dios ha olvidado lo que significa
ser un hombre sobre esta tierra.
También tú esperas un nuevo Mesías!

Santiago Montrés, tratta da Verrà col Vento @ 2011

Annunci